Alius Modus

From the blog

Blog

El mito de “la carrera profesional”

Para la gran mayoría de nuestros jóvenes el concepto de carrera ya no existe o se basa en elementos muy diferentes a los que nosotros hemos vivido.

Y ello es así porque de una parte la crisis ha cambiado muchas cosas pero también porque el desarrollo tecnológico ha cambiado muchos de los procesos productivos y consecuentemente la forma en que se desarrolla hoy y en el futuro el concepto de trabajo.

En las las relaciones empresa-empleado se han producido grandes cambios en lo que se denomina “contrato psicológico”. Simplificando si hasta la década de los 90 la relación se basaba en el supuesto de que la “empresa” era responsable de su propia competitividad y de la continuidad de sus empleados, hoy se ha establecido un nuevo marco relacional entre ambas partes que supone que el empleo es una transacción en la que la persona es responsable de su propia empleabilidad futura.

En este contexto, los criterios para desarrollar la nueva “carrera profesional” son: 

  • Pensar en nosotros mismos como si se tratara de un negocio.
  • Definir con claridad y objetividad el producto o servicios que podemos vender.
  • Conocer nuestro mercado y quién puede contratar nuestros servicios.
  • Pensar en tu empresa como un cliente. Ofrécele el mejor servicio posible.
  • Evitar quedarse obsoleto. No te pierdas lo nuevo de tu profesión.
  • Invertir en nosotros mismos, en nuestra formación etc.
  • Crear, desarrollar y mantener una buena red de contactos.

Paralelamente los especialistas han definido algunas reglas para tener éxito en la gestión de las trayectorias directivas. Un resumen de los aspectos más relevantes podría ser el siguiente:

  • Las trayectorias convencionales no llevan al éxito a largo plazo.
  • Lo pequeño, rápido y emprendedor gana frente a lo grande y burocrático.
  • No te limites a dirigir, conviértete en un líder.
  • La clave del futuro está en la negociación y en las transacciones.
  • Debemos mantener la exigencia y el deseo de ganar.
  • Esfuérzate en seguir creciendo. El aprendizaje continuo es esencial.

En el mundo de hoy la mejor fuente de seguridad para las personas no es la garantía de un puesto contrato en una empresa u organización. La garantía procede de su capacidad para ser empleable, y la empleabilidad de cada persona se basa en el conjunto de los elementos que están definidos en el cuadro siguiente:

  • Se consciente de tus propias capacidades y preferencias.
  • Intenta convertirte “de verdad” en imprescindible para tu organización.
  • Cultiva una buena red de contactos.
  • Haz una reserva financiera para superar las eventualidades.
  • Considera si existen “carreras” alternativas a la tuya.
  • Participa en las asociaciones que corresponden a tu carrera o profesión.
  • Colabora en grupos comunitarios que te proporcionen redes de apoyo.
  • Mantén un contacto fluido con los colegas de su profesión.
  • No dudes en ayudar a los demás.

Alius Modus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas