Alius Modus

From the blog

Blog

Emprender: Errores a no cometer

Todos cometemos errores. Y si además has decidido iniciar algún proyecto empresarial con más motivo. En el perfil de mi blog tengo escrito que 1 de cada 2 proyectos empresariales que he iniciado en mi vida han terminado siendo grandes fracasos.

Lo que creo que es una característica básica de los emprendedores del resto de personas no es que no cometan errores (¡Es una característica humana!) sino la capacidad para reconocerlos y aprender de ellos.

Evidentemente reconocer los errores propios puede ser complicado, significa tener la capacidad de análisis y la objetividad que muchas veces creemos tener pero a menudo no sabemos aplicar. No debemos olvidar que en la vida (tanto la personal como la profesional) es imposible controlar todas las variables y que, a menudo, la valía profesional de una persona dimana de su iniciativa para sacar adelante nuevos proyectos.

Basado en un catálogo que encontraréis publicado en elempresarial.com he aquí los errores más comunes que considero debes evitar cometer en tus acciones como emprendedor.

Hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente Este error empieza a ser ya “famoso” pero no por ello debemos dejar de repasarlo. Es una cuestión simple si sigues actuando del mismo modo, obtendrás los mismos resultados. Si un determinado proceso de venta te ha llevado a no vender absolutamente nada, no vas a conseguir incrementar tus ventas siguiendo este proceso. Parece obvio darse cuenta de este tipo de errores pero no lo es tanto. Sólo los emprendedores inteligentes se percatan de estas situaciones y cambian su forma de actuar para obtener resultados distintos.

Intentar quedar bien con todo el mundo Si, es un error muy común al emprender tratar de gustarle a todo mundo. Si eres un emprendedor inteligente, te habrás dado cuenta de que es IMPOSIBLE gustarle a todo el mundo. Si eres inteligente te habrás dado cuenta de que para ser efectivo en tu emprendimiento, en ocasiones te tocará decirle a la gente cosas que no quieren oír y tomar decisiones que no gustarán a todo el mundo pero que serán fundamentales para hacer avanzar tu negocio.

Querer cambiar tu entorno Probablemente te hayas dado cuenta ya de que cuando las personas son mayores… es muy difícil cambiarlas. Como emprendedor, no debes confundir el sacar lo mejor de cada persona con cambiar la forma de ser de estas. Si piensas que eres una especie de “mecánico” que podrá arreglar a las personas estás equivocado, simplemente esto no funciona así. Rodéate de gente positiva y que te aporte buena energía, es difícil que tu emprendimiento salga adelante si cuentas con un socio o un equipo problemático.

No tener en cuenta las perspectivas económicas. Si no tienes un presupuesto puedes pasar de la alegría del emprendimiento al caos de no contar con un referente económico. Contar con un límite de presupuesto ayuda en muchas ocasiones a tomar decisiones y te aporta una referencia económica que es fundamental para evaluar la marcha de tu emprendimiento. ¿Has parado a pensar cuánto vale tu trabajo? Ahora, piensa en cuanto ingresas y cuanto gastas y tendrás un presupuesto de referencia. Un error común a no tener presupuesto es no valorar adecuadamente el coste de tu trabajo. El tiempo es oro y el tuyo, más.

Centrarte en los detalles perdiendo de vista el objetivo Es un error muy común perder de vista cual es el objetivo global de cualquier emprendimiento. Dicho objetivo es común a todos los proyectos empresariales: debes hacer que tu proyecto sea rentable. Si no lo consigues, no estás en el camino correcto. Está bien plantearse metas a corto plazo para alcanzar un objetivo a largo plazo pero… que las luchas del día a día no te hagan perder de vista que tu objetivo es ganar dinero. De lo contrario tarde o temprano tu proyecto fracasará al caer por el peso de su realidad económica.

Para terminar quiero haceros reflexionar sobre una frase atribuida a Goethe “El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada”.

Pau Hortal

Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas