Alius Modus

From the blog

Blog

Igualdad de género en el ámbito empresarial

El género se define como concepto que hace referencia a las diferencias sociales (por oposición a las biológicas) entre hombres y mujeres, que han sido aprendidas, cambian con el tiempo y presentan grandes variaciones tanto entre diversas culturas como dentro de una misma cultura.

El sistema de género, a través de diversos procesos y mecanismos, regula y organiza la sociedad de modo que mujeres y hombres sean, actúen y se consideren diferentes, al mismo tiempo que determina qué áreas sociales son de competencia de un sexo y cuáles del otro. Esta organización es independiente del sexo biológico, aunque en muchos casos ha sido la biología el elemento utilizado como legitimador de su existencia, convirtiéndose, entonces, no sólo en un hecho material, sino en una ideología.

En nuestra sociedad, los patrones culturales de dominación patriarcal perpetúan las relaciones desiguales de poder entre mujeres y hombres, legitimando variadas expresiones de discriminación, exclusión y explotación de las mujeres. Estas expresiones están presentes en todos los ámbitos de la vida de las mujeres: social, político, económico e institucional.

Sin embargo, en tanto que los roles de género son una construcción social, son modificables. Estos cambios pueden producirse espontáneamente, como resultado de los propios procesos sociales, o ser el resultado de políticas e intervenciones planificadas.

La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres ha dado cobertura legal a lo que no se hizo antes, ni por responsabilidad y compromiso ético y moral, ni en observancia de la legislación/normatividad europea y del conjunto de instrumentos de Naciones Unidas en materia de igualdad.

En su artículo 45, la Ley establece que las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres, medidas que deberán negociar, y en su caso acordar, con los/las representantes legales de trabajadores y trabajadoras en la forma que se determine en la legislación laboral.

Los planes de igualdad son el instrumento para hacer efectiva esta obligación.

En Alius Modus pensamos que lograr la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito laboral conlleva beneficios tanto para las empresas como para las personas que en ellas trabajan. Como organización queremos contribuir en esta transformación. Diseñamos planes de igualdad y acompañamos a las empresas en su implantación, y lo hacemos a partir del diagnóstico situacional de la empresa, el diseño de medidas que se integren plenamente en la estrategia empresarial, y el seguimiento y evaluación de las medidas implantadas.

Los planes de igualdad no sólo permiten la adaptación de las empresas a los instrumentos legales nacionales e internacionales en materia de igualdad de género, sino que contribuyen a formas de gestión más acordes con la responsabilidad social empresarial.

Silvia Donoso

Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *